Desde la práctica humanista, constructivista y crítica, formamos personas íntegras con valores, carácter, habilidades y competencias; capaces de responder a los retos de su entorno.